¿Qué partido ganó las elecciones en cada ciudad de Tarragona?

¿Qué partido ganó las elecciones en cada ciudad de Tarragona?

0
(0)

La fotografía que deja el análisis común a común de este 23J en Tarragona bien podría definir cómo fueron estas elecciones en toda Cataluña: basta comparar el mapa de la demarcación posterior al 10N de 2019 con el que se perfila ahora: ha cambiado de amarillo republicano a rojo socialista. ERC perdió 108 municipios y el PSC ganó 91. Por su parte, Junts ganó 11 más que en 2019, la CUP sigue al mando de La Vilella Alta, Sumar gana en Mont-ral y el Partido Popular en El Lloar.

Respecto a 2019, el PSC obtuvo 46.841 votos, ERC perdió 43.584, el PP sumó 20.867, Sumar-En Comú Podem perdió 5.148, mientras que Junts perdió 10.868 y la CUP perdió 13.500.

PARA MRC Están ganando terreno tanto del lado progresista como del lado independentista: es el partido que más votos ha perdido y, el PSC, el que más ha sumado. Sin embargo, el partido presidido por Oriol Junqueras sigue siendo la segunda fuerza política de la demarcación y conserva localidades del interior, especialmente en el Baix Ebre, el Baix Camp y el Priorat: Tivissa, Gandesa, Flix, L'Espluga de Francolí, Prades, Montbrió del Camp, Riudecanyes y Botarell son algunas de las localidades que ERC mantiene a pesar de la derrota electoral. La expansión republicana comenzó en 2015: pasó de 25.724 votos en 2011 a 65.037 en toda la demarcación. En la repetición de 2016 mejoró su resultado y consiguió 67.547 apoyos. En la primera de 2019 consiguió 113 472 apoyos y en la segunda bajó a 98 782. Ahora Esquerra vuelve a los datos de 2015 y tendrá que volver a subir si quiere seguir siendo un rompevirutas.

El CPS fue el gran beneficiado de la pérdida de apoyo del bloque independentista

El poder de Juntos por Cataluña Se concentra, sobre todo, en la Conca de Barberà, el límite provincial. A pesar de que Montblanc es socialista y L'Espluga de ERC, Solivella, Sarral, Barberà de la Conca y Santa Coloma de Queralt, entre otros municipios, constituyen el bloque de poder común al norte de la demarcación. Aquí también es donde más ganaron en 2019: ya han ganado en Forès, Passanant i Belltall, Vallfogona de Riucorb y Llorac.

En el Baix Camp, el bastión de poder del partido liderado en la demarcación por Josep Maria Cruset está en Riudoms –un municipio en el que los juntarianos perdieron recientemente un ayuntamiento que tenían desde el inicio de la democracia en beneficio de ERC–, L'Aleixar y Almoster. En el Alt Camp, Junts ganó en Vilabella, Alió, Figuerola del Camp, El Pont d'Armentera y La Masó. Arnes, en la Terra Alta, es el islote de Junts en el Ebro, un territorio eminentemente socialista.

Los 26 municipios en los que domina Junts están todavía un poco lejos de los 32 municipios en los que la ex Convergència ganó las elecciones generales de 2016 y las 58 victorias que obtuvo el espacio conservador catalán, en la coalición Democràcia i Llibertat, un año antes, en 2015. Sin embargo, a pesar de la pérdida de apoyo electoral, su diferencia con Esquerra Republicana se redujo de 47.321 votos a 14.605. se explica por el hecho de que ERC se vio afectada tanto por la abstención independentista como por la movilización de un “voto útil” al Partido Socialista. En cambio, el factor PSC no afecta tanto a la Junts, que ha visto mermado su apoyo por los votos soberanistas en casa.

El gran beneficiado

Él PPC No me fue tan mal hace cuatro años. A pesar de que su derrota era evidente, ganó en puntos estratégicos como El Vendrell, Salou, Calafell, Vila-seca y Tarragona, entre otras ciudades. Los socialistas fueron los grandes beneficiados de la guerra civil de independencia: vuelven a estar al frente de la demarcación, algo que no hacían desde 2008. Han pasado quince años, pero el PSC ha recuperado por completo todo el litoral catalán, el Penedès y la gran mayoría de las Terres de l'Ebre.

Algunas victorias socialistas estuvieron cerca: en Castellvell del Camp, el PSC ganó por treinta votos; en Ascó, por las once; en Vimbodí i Poblet, por seis; en Duesaigües, por dos, y, en Vinebre, por uno solo. No obstante, también hubo victorias por la mínima de ERC y las Junts.

Se recupera el mapa de demarcación A Comú Podem como la fuerza más votada de una ciudad (en este caso, Mont-ral) después de que, en 2019, los morados se quedaran sin ganar en ninguna ciudad. Recuerda que en 2016, En Comú Podem triunfó en 47 municipios. Unas 47 poblaciones que le aseguraron la victoria mundial.

Vuelve también al mapa. Partido Popular, que consiguió ser la fuerza más votada en Lloar y quedó segunda en localidades como Bellvei, Calafell, Cambrils, Creixell, Cunit, El Catllar, Milà, El Vendrell, La Canonja, Mont-roig del Camp, Perafort, Reus, Roda de Berà, Salou, Tarragona, Ulldecona y Vandellòs i l'Hospitalet de l'Infant. Por otro lado, incluso si el extrema derecha No ganó en ningún municipio, fue segunda en Albinyana, Cabra del Camp, Constantí, El Montmell, Godall, La Pobla de Mafumet, Querol, Santa Oliva, Vespella de Gaià y Vila-seca.

Source link

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Sergi Llop Penella

Nuestra misión es proporcionar a nuestros visitantes información valiosa y actualizada para que puedan planificar sus vacaciones en Salou de manera efectiva y sin preocupaciones. Trabajamos incansablemente para asegurarnos de que toda la información que ofrecemos sea precisa, útil y actualizada.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Valoramos tu privacidad:Este sitio web utiliza cookies para asegurar que tengas una mejor experiencia al navegar por él. Más información