«Puedes ver llenas las playas o las tiendas, pero al final del día eso no se traduce en la caja»

«Puedes ver llenas las playas o las tiendas, pero al final del día eso no se traduce en la caja»

0
(0)

Nos encontramos en el punto culminante de la temporada turística. Hoteles, cámpines y pisos prácticamente llenos. Playas, terrazas y parking a rebosar. La ocupación turística para este agosto en la Costa Daurada rozará el 90%, según las previsiones del ámbito. No obstante, para los shoppings este verano no está resultando tan positivo como cabría aguardar, una vez que el año pasado tuviesen una aceptable restauración pospandémica. La espiral inflacionista está ocasionando los turistas cada vez gasten menos en el destino y eso está complicando cuadrar los números para un ámbito comercial que vive en parte importante de los meses de verano.

Son múltiples los componentes que apuntan desde las asociaciones empresariales sobre el descenso en el consumo de los turistas. Por una parte, la inflación que arrastramos desde hace unos meses perjudica en extremo al bolsillo de los turistas. Algo que hace que el dinero que las familias destinan a viajar se limite poco a poco más a los costos de transporte y hospedaje, mientras que las compras en el destino se ven reducidas. Por otra parte, un aspecto que asimismo viene de lejos es la pérdida total del turismo ruso y del este de Europa, que era un cliente que se caracterizaba por realizar un gasto períodico mayor.

«Está mucho más flojo de lo que cabía aguardar para las alturas de la temporada en las que nos encontramos», reconoce el presidente de la Unió de Botiguers de Cambrils, Tomàs Sierra, que expresa que la de este verano es una campaña «extraña». «A lo largo de la semana hay mucho más gente de lo frecuente, pero no el agobio de otros años. El objetivo de semana sí que se llena considerablemente más, pero en las tiendas no se aprecia tanto», afirma.

Tomàs Sierra (Unió de Botiguers de Cambrils): «Hasta abril y mayo, todo el planeta iba por arriba en ventas, pero la situación se ha ralentizado»

Y eso tras un principio de año que les invitó al optimismo. «Hasta abril y mayo, todo el planeta iba por arriba en ventas y se encontraba contento, pero llegó junio, julio y agosto y la situación se ha ralentizado», muestra el gerente de los mercaderes cambrilenses.

Por otro lado, Sierra piensa que «nos encontramos volviendo a la situación de antes de la pandemia. El año pasado fue realmente bueno por el hecho de que era el primer año en que la multitud ha podido salir sin limitaciones, disponía de sobra ahorros y se gastó mucho más de lo común». En este sentido, si bien desde el campo advierten que los números están «un tanto abajo», apunta que «va a haber que aguardar en el final de la temporada para apreciar si fué mal o si volvemos a las facturaciones de antes de la pandemia».

«Vemos que cada vez se nucléa mucho más la actividad en los últimos días de la semana», coinciden desde la Nova Unió de Comerciants i Empresaris de La Pineda, que comentan que las compañías fortalecen sus plantillas en sábados y domingos aun en los meses de verano. Desde la entidad, además de esto, apuntan que «la inflación, la subida de cuotas de las hipotecas... En el final todo eso se marcha trasladando y frena el consumo de los turistas». Todo ello hace, manifiestan, que «la multitud se lo piensa bastante antes de realizar una compra. Puedes observar repletas las playas o las tiendas, pero en el final del día eso no se traduce en la caja».

Nova Unió de Comerciants i Empresaris de La Pineda: «Vemos que cada vez se nucléa mucho más la actividad en los últimos días de la semana»

Las experiencias son afines en la ciudad más importante de la Costa Daurada. Desde la asociación Shopping Salou expresan que «a nivel de ocupación, la previsión era que iba a ser una temporada con varios turistas. No obstante, eso no es algo que estemos percibiendo en las calles y menos aún en el mes de julio, que fué mucho más flojo de lo que se espera. No llegamos a los escenarios de ventas del verano pasado, que fue el año en que salíamos de todas y cada una de las limitaciones de la pandemia y en el comercio vivimos un repunte fundamental». Aun sí, desde la entidad confían en que, alén del pico del verano, «este año logre regresar a alargarse la temporada hasta finales de octubre igual que en 2022, en tanto que el buen tiempo asistió a recibir turistas y visitantes hasta esas datas».

El gasto del turista extranjero, en cantidades récord en Catalunya

Mientras que en la Costa Daurada los mercaderes lamentan una bajada en el consumo por la parte de los turistas que nos visitan, en el grupo de Catalunya el gasto medio de los turistas extranjeros alcanzó este año cantidades récord. Según los últimos datos de la Encuesta de Gasto Turístico que realiza el Centro Nacional de Estadística (INE), cada turista que visitó Catalunya el mes pasado de junio gastó una media de 239 euros cada día. Un apunte que piensa un 15,75% mucho más que en exactamente el mismo mes del 2022 (206€) y que ubica a Catalunya como la segunda red social donde mucho más gastan los turistas de todo el mundo, solo tras La capital de españa. Se habla, además de esto, de la cifra mucho más alta de la serie histórica, superando el año antes de la pandemia.

Source link

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Sergi Llop Penella

Nuestra misión es proporcionar a nuestros visitantes información valiosa y actualizada para que puedan planificar sus vacaciones en Salou de manera efectiva y sin preocupaciones. Trabajamos incansablemente para asegurarnos de que toda la información que ofrecemos sea precisa, útil y actualizada.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Valoramos tu privacidad:Este sitio web utiliza cookies para asegurar que tengas una mejor experiencia al navegar por él. Más información